─¿Tenés lugar en tu casa? Me peleé con mi mamá ─escribió Micaela en el chat de Facebook.
─Sí, gorda, te banco en todas ─le contestó “La Rochi de River”.
─¿Dónde vivís?
─En Villa Rosas, ¿conocés?
Micaela le dijo que no sabía cómo ir.
─Tengo una solución, gordita.
─¿Cuál?
─Que te vaya a buscar mi primo.
─Lo voy a pensar.

(Conversación entre Micaela y Luna publicada en el medio digital La Nueva)

 

En mayo de 2016 Micaela Ortega de doce años desapareció de su casa en Bahía Blanca. Encontraron el cuerpo en un descampado en las afueras de Bahía Blanca con golpes y muerte por asfixia: fue víctima de grooming por parte de Jonathan Luna de 26. El asesino fue condenado hoy a cadena perpetua por los cargos de homicidio triplemente calificado por violencia de género con alevosía y con el objetivo de ocultar los delitos de acoso tecnológico y robo. La justicia consideró que también la mató por no haber podido abusar de ella. “Volá alto, hija”​, gritó su mamá Mónica Cid después de la lectura de la sentencia.

 

Seguir leyendo en: http://cosecharoja.org/grooming-perpetua-para-el-femicida-de-micaela-ortega/